jueves, 21 de agosto de 2008

Feng Shui para el recibidor

Los ambientes de la casa son algo así como los órganos del cuerpo: cada uno cumple una función determinada y entre todos deben lograr un perfecto equilibrio.

En esta serie de artículos te enseñamos los mejores tips de feng shui que resultan claves para favorecer la función de cada ambiente. No todos son conceptos del feng shui tradicional pero son perfectamente compatibles con aquellos: esta amalgama de lo tradicional con el diseño es lo que llamamos feng shui racional.

La forma en que se resuelve el área de recepción refleja nuestra empatía, nuestra actitud hacia los demás y hacia nosotros mismos. El Universo es una puerta de ida y vuelta: recibimos aquello que damos. El recibidor marca la transición entre el estado de conciencia de " fuera de casa" y el de " dentro".

Venimos de un espacio Yang: la calle, el tráfico, el movimiento. Entramos a un lugar Yin: privado, protegido, estable, personalizado. El recibidor debe decirnos "Estás en tu casa, amigo mío". La forma de armonizar el recibidor de tu casa se resume en una frase:

"Date la Bienvenida a tu Hogar".

Quizás has leído en algún libro o te han dicho que para atraer la "energía positiva" se debe colocar en la puerta de la casa un espejo rodeado de símbolos chinos que te venderán en la "tienda feng shui" . Los símbolos (pa-kua) que los chinos colocan en las puertas de sus casas son, para ellos, un símbolo de la armonía y el equilibrio del Universo y les permite conectarse con esa armonía y ese equilibrio.

Sin embargo, nosotros hemos descubierto que no necesariamente esos símbolos funcionarán para todos. Cada pueblo de la tierra posee una memoria colectiva, que es la suma de las experiencias de cientos de generaciones, y que determina muchas de nuestras reacciones hacia los símbolos e iconos.

A menos que estés profundamente imbuido de la cultura china, los símbolos chinos no funcionarán, sencillamente porque pertenecen a otra cultura, a una memoria colectiva que no es la tuya, si estos símbolos "no te dicen nada", debes colocar a la entrada de tu casa alguna cosa que tenga para tí un significado positivo de protección y buenas vibraciones.

Recuerda bien lo siguiente: LA ENERGIA, POSITIVA O NEGATIVA, PUEDE ENTRAR EN TU HOGAR SOLAMENTE DE UNA FORMA: CONTIGO.

Si al entrar en tu casa te sientes lleno de amor, paz interior y pensamientos positivos, NINGUNA ENERGIA NEGATIVA LOGRARA PENETRAR EN TU CASA Y SOLAMENTE ENTRARAN ENERGIAS POSITIVAS.

En cambio, si al llegar a tu casa te invaden sentimientos de disgusto, desarmonía o tristeza, TU MISMO LE ESTARAS ABRIENDO LA PUERTA A ESTAS ENERGIAS NEGATIVAS PARA QUE SE INSTALEN EN TU HOGAR.

Date pues la bienvenida a tu casa como a tí te guste. Elije el color que te guste, durazno y salmón son muy recomendables, amarillo si hay poca luz natural en el recibidor, pero no te limites por estas recomendaciones. Elije simplemente el color que más te guste y no te preocupes por nada más.

Imagina abrir la puerta de tu casa y acceder a un recibidor bien iluminado. Un recibidor sombrío nunca puede funcionar bien, somos atraídos y estimulados por la luz. A la derecha de la puerta te encuentras un lugar donde dejar lo que traes en la mano: bolsos, carteras, paraguas... al menos las llaves de casa.

Al dejar las llaves, puedes observar esa foto tan bonita de tu familia durante las últimas vacaciones o aquella que te haga sentir toda la paz y la felicidad de haber llegado de nuevo a casa.

Coloca en el recibidor un cuadro, fotografía u objeto (plantas, flores) que te de la bienvenida a tu hogar. No cuelgues un espejo frente a la puerta, sí en los laterales, para que antes de salir a la calle, puedas darte un último vistazo.

NUNCA tengas en tu recibidor:
Las facturas impagadas (luz, gas, teléfono) o cualquiera otra.
Carpetas o elementos de trabajo.
Fotografías de antepasados ya fallecidos.

¿Y si vivo en una casa o departamento que no tiene recibidor? Entonces, trata de reproducir, en una escala menor los elementos descritos, como mostramos en la figura.

Marcelo Viggiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Camino del Tao

Del Tao Te King (Lao Tze):

"Sabio es el que conoce a los demás.

Iluminado, el que se conoce a sí mismo.

Fuerte es el que vence a los otros. Poderoso, el que se vence a sí mismo.

Rico es el que conoce la alegría.

Hombre de voluntad, el que se mantiene en su camino.

Sé humilde, y permanecerás íntegro.

Inclínate, y permanecerás recto.

Vacíate, y permanecerás lleno.

Gástate, y permanecerás nuevo.

El sabio no se exhibe, y por eso brilla.

No quiere destacar, y por eso destaca.

No se aprecia, y por eso es apreciado.

Y porque no compite, nadie en el mundo puede competir con él"

Si quieres que algo se contraiga, antes debes permitir que se expanda.

Si quieres que algo se debilite, antes debes hacerlo
fuerte.

Si quieres demoler un edificio, antes debes
edificarlo.

Para recibir, hay que dar primero.

A ésto llamamos sabiduría sutil"

"La felicidad no es un destino al que llegar, sino una forma de viajar"

La dulzura vence a la dureza más fuerte. Te doy la bienvenida a este blog donde muestro parte de esa dulzura.... que enamora el alma.

£oles©ƒ

Haz click en el botón "Seguir" para inscribirte como seguidor de este blog:

Mis Blogs

Poema por la Paz

Te propongo que seamos militantes del inmenso ejército de la vida,

Que pongamos al servicio de la paz nuestro arsenal de armas blancas: Amor, Caridad, Solidaridad, Respeto para construir un mundo pleno de armonía…

Depongamos actitudes vanas: orgullo, vanidad, egoísmo...

Y sintamos en todo nuestro ser la maravillosa sensación de saber compartir.

Hoy, ¡ya!, seamos poesía y hagamos versos de nuestras manos con rima de corazones

Para crear el poema inmenso que abarque toda la Tierra

Y alcance el cielo, y sea cobijo, alegría, presente y futuro…Juntemos tu deseo y mi anhelo y hagamos realidad la Paz de un Mundo Nuevo...


Ramón Rojas Morel
Locutor y Periodista Argentino


Gracias por tu visita

Amor para Tí, en Cada Instante de Tu Vida